Evaluacion toxicologica de la ingesta dietetica de ciertos metales en la poblacion de la comunidad autonoma canaria

  1. Dailos González Weller
Teseo: 279583 DIALNET

Abstract

En esta tesis doctoral se ha estudiado y evaluado la ingesta dietética de cromo, níquel, litio, bario, bismuto, estroncio y aluminio en la población de la Comunidad Autónoma de Canarias. Para ello se determinaron las concentraciones de estos metales después de establecer los procedimientos de tratamiento de las muestras y los correspondientes controles de calidad de los mismos, en los grupos de alimentos de los que consta la última encuesta nutricional realizada en Canarias, la Encuesta Nutricional de la Comunidad Canaria 1997-1998 (ENCA 2000). El análisis de cromo y níquel se hizo mediante Espectroscopía de Absorción Atómica con Cámara de Grafito (GF AAS) y el de litio, bario, bismuto, estroncio y aluminio mediante Espectroscopía de Emisión Atómica con Plasma Acoplado Inductivamente (ICP-OES). En general, las mayores concentraciones de casi todos los metales estudiados aparecieron en el grupo de los frutos secos. Así, los mayores contenidos de níquel, litio, bario y estroncio se dieron en este grupo de alimentos. En los alimentos que constituían los grupos de origen animal (embutidos, aves-conejo, vísceras, carnes rojas y pescados) fue el aluminio el metal que se encontró en mayor cantidad y el níquel el que se encontró en menor concentración. En los tipos de alimentos de origen lácteo (leche, yogur, quesos y postres lácteos), litio y cromo se caracterizaron por ser los elementos que se cuantificaron en mayor y en menor cantidad, respectivamente. En el grupo de los alimentos vegetales (legumbres, frutas, verduras y papas), el metal que se presentó en mayor concentración fue el aluminio. Por el contrario, y en este mismo grupo de alimentos, cromo y níquel fueron los metales encontrados en menor cantidad. El litio y el aluminio, fueron los metales encontrados en mayor concentración en los cereales, bollería, dulces y huevos, mientras que en los frutos secos fueron litio, bismuto y estroncio. En todos los tipos de alimentos, cromo y níquel se caracterizaron por ser los metales presentes en menor concentración. Con respecto a los diferentes tipos de bebidas analizadas en esta tesis, cabe destacar que en las bebidas no alcohólicas y bebidas alcohólicas, los metales que aparecieron en mayor concentración fueron aluminio y litio, mientras que los menores contenidos los presentaron el cromo (en el caso de bebidas no alcohólicas) y níquel (en el caso de bebidas alcohólicas). En los dos tipos de aguas estudiadas (aguas de consumo humano y aguas de bebida envasadas), solamente fue detectado el estroncio. En el caso de los alimentos del grupo de las grasas y aceites el cromo y el bario fueron los únicos metales que pudieron ser detectados y cuantificados en ambos tipos de alimentos. Los cereales y embutidos son los grupos de alimentos que más cromo aportan a la dieta de los canarios. Las ingestas máximas de este metal tanto para hombres, como para mujeres, se encuentran por encima del intervalo de las Ingestas Dietéticas de Referencia. El grupo de 18-24 años de los hombres es el que presenta una mayor ingesta de cromo, mientras que el grupo que presenta una menor ingesta de este metal es el de 65-75 años de las mujeres. La mayor ingesta de cromo de las Islas Canarias se da en la isla del Hierro y la menor se presenta en la de Fuerteventura. Los cereales son el grupo de alimentos que contribuyó en mayor proporción a la ingesta total de níquel en la población de Canarias. Es el grupo de edad de 45-54 años de los hombres el que presenta una mayor ingesta de níquel. El grupo que presenta una menor ingesta de este metal es el de 65-75 años de las mujeres. La isla con mayor ingesta de níquel es Gran Canaria seguida por El Hierro, Tenerife y Lanzarote. Las bebidas no alcohólicas seguidas de los cereales, las leches y las frutas son los principales grupos que contribuyen a la ingesta dietética de litio en la población canaria. La ingesta total de litio en esta población se sitúa por encima del nivel establecido como Ingesta Diaria Recomendada. El grupo de 35-44 años de los hombres es el que presenta una mayor ingesta de litio, siendo el grupo de 65-75 años de las mujeres el que presenta una menor ingesta de este metal. La isla con mayor ingesta de litio fue Gran Canaria, seguida de Tenerife y El Hierro. Los cereales, frutas, grasas y aceites y aguas han sido los grupos que más contribuyen a la ingesta dietética de bario en la población canaria, mientras que aves-conejos y vísceras destacan por ser los grupos que menos contribuyen. El grupo de 45-54 años de los hombres es el que presenta una mayor ingesta de bario. El grupo que presenta una menor ingesta de este metal es el de 18-24 años de las mujeres. Gran Canaria, El Hierro y Tenerife, presentan las mayores ingestas estimadas de bario de todo el Archipiélago Canario. Los cereales es el grupo de alimentos que más contribuyó a la ingesta total de bismuto, seguido de frutas, bebidas no alcohólicas y papas. Yogur y postres lácteos son los grupos que menos aportan a la ingesta de bismuto. En hombres, los grupos de edad de 45-54 años y 35-44 años son los que presenta una mayor ingesta de bismuto, siendo los de 6-10 y 25-34 años de las mujeres los que presentan una menor ingesta de este metal. Gran Canaria y Tenerife presentan las mayores ingestas de este elemento, mientras que la menor se da en la isla de Fuerteventura. Son las frutas, aguas, leches y verduras los alimentos que más estroncio aportan a la dieta de los canarios. La mayor ingesta se de en el grupo de 35-44 años de los hombres y la menor ingesta en el de 18-24 años de las mujeres. La isla con mayor ingesta de estroncio es Gran Canaria seguida de El Hierro. La isla con menor ingesta de este metal es Fuerteventura. Las frutas y las verduras son los grupos de alimentos que más contribuyen a la ingesta de aluminio en la población canaria, mientras que vísceras y frutos secos son los que menos aluminio aportan a la dieta de los canarios. La ingesta total de aluminio para la población canaria se sitúa escasamente por encima del nivel establecido como PTWI (Provisional Tolerable Weekle Intake o Ingesta Provisional Tolerable). El grupo de 45-54 años de los hombres se caracteriza por ser el que presenta una mayor ingesta de aluminio. El grupo que presenta una menor ingesta de este metal es el de 11-17 años de las mujeres. Gran Canaria y Tenerife son las islas que presentan mayores ingestas de aluminio.