Neural correlates of bilingual readingEffects of orthographic depth and age of acquisition of a second language in brain function and structure

  1. Myriam Oliver Alvarez
Supervised by:
  1. Manuel Francisco Carreiras Valiña Director
  2. Pedro Manuel Paz Alonso Director

Defence university: Universidad del País Vasco = Euskal Herriko Unibertsitatea

Year of defence: 2016

Committee:
  1. María Teresa Bajo Molina Chair
  2. María del Pilar García Mayo Secretary
  3. Fabio Richlan Committee member

Type: Thesis

Abstract

El lenguaje forma parte de la esencia del ser humano. Es nuestra herramienta más poderosa para comunicarnos, para compartir nuestro conocimiento, sentimientos y emociones. La comunicación permite tanto nuestro desarrollo personal como profesional y social, imprescindible en nuestra interacción con el ambiente. El poder del lenguaje es tan grande que incluso las lenguas están relacionadas con la adquisición de la propia identidad, y está, a su vez, está ligada a la etnicidad. Una habilidad íntimamente vinculada con el lenguaje es la lectura. La lectura permite que el conocimiento pueda ser compartido sin que ambos interlocutores estén físicamente en el mismo lugar. Además, las nuevas tecnologías permiten que las noticias, los artículos y los libros escritos estén a nuestra disposición como nunca antes lo habían estado.El poder de la lectura se refleja en su capacidad para transportar al lector a otro lugar y conocer al momento las noticias y sucesos del mismo (p.ej., leyendo el periódico en internet) o incluso trasladarnos a otro mundo complemente ficticio (p.ej., leyendo el libro titulado El maravilloso mago de Oz). Además, la lectura también es relevante en contextos de educación formal ya que, una parte importante de la metodología empleada en colegios y universidades, se difunde a través de libros de texto y artículos. De hecho, en los últimos años ha aumentado el número de universidades y centro superiores que permiten el seguimiento de su formación online, únicamente a través de material escrito sin apenas interacción cara a cara con el profesorado. Todo esto hace que la lectura sea unas de las formas de comunicación más populares del siglo XXI.