Auditoría de comunicación en las organizacionesaplicación de un modelo en dos organizaciones del noroeste de México

  1. María del Carmen Gómez de la Fuente
Supervised by:
  1. José Miguel Túñez López Director

Defence university: Universidade de Santiago de Compostela

Year of defence: 2013

Committee:
  1. Rosario de Mateo Pérez Chair
  2. María Luisa Otero López Secretary
  3. Xosé López García Committee member
  4. José Luis Pariente Fragoso Committee member
  5. Samuel Toledano Buendía Committee member

Type: Thesis

Abstract

En México no es una práctica común la evaluación de la comunicación en las organizaciones, y mucho menos que se cuente con un modelo de auditoría de comunicación que se aplique a organizaciones públicas y privadas. Asimismo, es una realidad que en las empresas e instituciones mexicanas no se valore la función de la comunicación organizacional, ya que sus líderes consideran que la comunicación va implícita en las competencias, habilidades y destrezas de los empleados, como lo destaca Varona (2005) cuando afirma que: ¿tienden a asumir que su personal sabe comunicarse y por lo tanto, la comunicación no es un aspecto en la vida organizacional que merezca una atención especial¿ (p. 89). La presente investigación motivó a la autora a diseñar un modelo de auditoría de comunicación integral denominado MACI, con el propósito de facilitar la detección inmediata de las áreas de oportunidad del sistema organizacional para una mejor toma de decisiones y propiciar la innovación en la eficiencia organizacional. MACI surge de la aportación del modelo sistémico de Kast y Rosenzweig (1973) y denominada ¿teoría de la comunicación productiva¿ de Nosnik (2003, 2005, 2010), así como de la revisión bibliográfica de autores especialistas en temas de auditoría (Franklin, 2001), de comunicación considerada como el eje transversal en la organización (Costa, 2003), de investigaciones sobre auditoría de comunicación (Varona,1990) y de imagen (Sánz de la Tajada, 1996); además de la consulta de especialistas en comportamiento organizacional como: Salgado (1997) y Robbins (2004) y de comunicación organizacional entre los que destacan: Fernández Collado (2001), Libaert (2005), Andrade (2005), Rebeil (2006) y Gámez (2009), tomando esencialmente sus aportaciones enfocadas a la calidad de la comunicación en las organizaciones. El Modelo de Auditoría de Comunicación Integral (MACI) se desarrolla en tres fases y consta de trece variables que miden la comunicación desde la perspectiva funcionalista y del funcionalismo contemporáneo y mide la satisfacción-percepción de los diversos actores del sistema organizacional y que podría ayudar a las organizaciones a obtener una radiografía del estado actual en que se encuentra. MACI se implementó en dos organizaciones del noreste de México, lo que contribuyó a evaluar el modelo mediante el análisis FODA. Se concluye que MACI es una herramienta que facilita la identificación de las áreas de oportunidad del sistema organizacional respecto a la comunicación interna y externa, al efectuar una revisión de sus prácticas en los diversos subsistemas. Asimismo, se confirma en el análisis FODA que el modelo funciona tanto en organizaciones públicas como privadas y que se debe replicar en otros contextos en el ámbito nacional e internacional para su validación. Además, que el modelo abre la posibilidad para su revisión y para futuras investigaciones.