Termómetros de mercuriosituación actual y perspectivas de su uso clínico. Eficacia de los diferentes termómetros alternativos

  1. Juan Andrés de la Rubia de la Rubia
Supervised by:
  1. Antonio Sierra López Director
  2. María de los Ángeles Arias Rodríguez Director

Defence university: Universidad de La Laguna

Year of defence: 2008

Department:
  1. Obstetricia y Ginecología, Pediatría, Medicina Preventiva y Salud Pública, Toxicología, Medicina Legal y Forense y Parasitología

Type: Thesis

Abstract

INTRODUCCIÓN: El termómetro de mercurio es el más utilizado para medir la temperatura corporal. Al ser de cristal se rompe fácilmente y, debido al desconocimiento de la población y del personal sanitario sobre sus efectos nocivos para el medio ambiente y la salud, se produce un inadecuado tratamiento de sus residuos. Las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugieren, a corto plazo que estos termómetros se sustituyan por otros que no contengan mercurio. El Parlamento Europeo ha aprobado la directiva 2007/51/CE que prohibirá su comercialización en el plazo de 18 meses. OBJETIVOS: Valorar la validez, precisión y fiabilidad de los distintos termómetros alternativos al termómetro de mercurio. Identificar el instrumento más válido y fiable que permita medir la temperatura en los servicios sanitarios y en los domicilios de los usuarios. Identificar los factores y las dificultades de manejo que pueden influir en las lecturas de los distintos dispositivos. MATERIAL Y MÉTODOS: Se emplea la temperatura central en arteria pulmonar, utilizando un catéter de Swan-Ganz, como temperatura patrón de referencia (gold standard) para compararla con las mediciones de temperaturas de todos los tipos de termómetros exentos de mercurio existentes en el mercado. Se realiza un muestreo de conveniencia de casos consecutivos que cumplieran los criterios de inclusión. Se incluyeron a 201 pacientes. Se calcula la precisión, validez y fiabilidad de las diferentes lecturas de temperatura. Se busca identificar posibles factores asociados a las diferencia de temperaturas: cerumen, catéter venoso, consciencia, tratamiento antitérmico o vasoconstrictor continuo, sudoración, temperatura ambiente, mano predominante,¿ CONCLUSIONES: No se ha podido establecer un método no invasivo que sea totalmente preciso para medir la temperatura corporal, la mayoría de los termómetros, salvo el termómetro frontal de infrarrojos, obtienen una valoración suficiente como para poder ser utilizados con garantías. Por su precisión, los termómetros que pueden realizar una lectura más aproximada a la temperatura central son los termómetros óticos de infrarrojos, programados para realizar la lectura en equivalencia central. En cambio, el termómetro frontal de infrarrojos se debe considerar como muy impreciso para medir la temperatura en adultos. Por su validez, los termómetros que se pueden considerar los más adecuados para descartar la presencia de fiebre son también todos los termómetros axilares y el termómetro ótico de infrarrojos en equivalencia central. La fiabilidad de los termómetros óticos de infrarrojos, se ve afectada según la marca de termómetro utilizada y del operador que realice la medición, sobre todo si no está correctamente entrenado. Se deberá tener en cuenta que las lecturas se ven influidas por varios factores como la presencia de sudor, el sexo varón, la temperatura ambiente, la administración de medicación vasoconstrictora y la administración de tratamiento antitérmico; aunque todos los factores enumerados no afectan a todos los termómetros por igual, es necesario observar su presencia y tenerlos en cuenta cuando se midan las temperaturas. De forma general, en el domicilio de los usuarios los termómetros más convenientes para ser usados serían el digital compacto o, en su defecto, el termómetro de galio, aunque su funcionamiento sea más lento, colocados en la axila derecha, por ser dispositivos que no precisan de un especial entrenamiento y son fáciles de utilizar si se siguen unas instrucciones muy sencillas. En el ámbito clínico los termómetros más adecuados para ser utilizados son los de tira reactiva, los digitales con sonda y los termómetros óticos de infrarrojos, en equivalencia central. Estos termómetros deben ser utilizados por profesionales sanitarios, pues es necesario cierto grado de entrenamiento y destreza para realizar correctamente la medición de la temperatura. A su vez son adecuados en Centros sanitarios porque evitan el contacto entre pacientes y minimizan el riesgo de infección cruzada. Los termómetros digitales compactos, por su coste, también son adecuados para utilizarlos en los Centros sanitarios, siempre que se tenga en cuenta las correctas medidas de desinfección para evitar infecciones cruzadas entre pacientes.