Influencia de factores intrínsecos y extrínsecos en la neurogénesis adulta del lagarto gallotia galloti

  1. Fernando Javier Delgado Gonzalez
Supervised by:
  1. Carmen Maria Trujillo Trujillo Director
  2. María del Carmen Damas Hernández Director

Defence university: Universidad de La Laguna

Year of defence: 2008

Department:
  1. Psicología Clínica, Psicobiología y Metodología

Type: Thesis

Abstract

Los lagartos adultos presentan producción de nuevas neuronas en todo el telencéfalo, de forma natural y tras provocar lesiones cerebrales. Como en aves, los lagartos presentan variaciones estacionales en su conducta. En aves, estas variaciones alteran la producción de nuevas neuronas. En aves y mamíferos, la falta de estímulos o exposiciones a condiciones estresantes interfieren en la neurogénesis adulta del animal. El efecto de este tipo de estudios no se han realizado en lagartos. En el presente trabajo utilizamos bromodeoxyuridina para marcar la células que entran en el ciclo mitótico y sus células hijas tras uno y treinta días de supervivencia. Estudiamos de forma cualitativa y cuantitativa las células marcadas en las paredes ventriculares y en el parénquima cerebral, en condiciones de vida silvestre, bajo condiciones de cautiverio y tapando el ojo parietal en las cuatro estaciones del año. En los grupos cautivos y con el ojo parietal tapado realizamos estudios cuantitativos tras uno y teinta días de supervivencia. Encontramos que G. galloti presenta una distribución estacional de las células marcadas diferente a la encontrada en otras especies de reptiles estudiados con respecto a regiones con mayor o menor tasa proliferativa. Además, la tasa proliferativa varía según la estación, las condiciones de cautiverio y de si se tapa o no el ojo parietal. Existe una gran producción de células en primavera y una baja producción en otoño e invierno en animales de vida silvestre. Bajo condiciones de cautiverio, la tasa proliferativa disminuye drásticamente en primavera e invierno y aumenta en otoño. Al tapara el ojo parietal, la tasa proliferativa se ve alterada de forma negativa en primavera y de forma positiva en verano. Tras treinta días de supervivencia, existe acumulación de células en las paredes ventriculares durante invierno, primavera y otoño, pero hay un descenso de células marcadas en verano. Al tapar el ojo parietal, además de lo anterior, también existe un descenso de células marcadas en invierno. El número global de neuronas marcadas tras teinta días es constante a lo largo del año, aunque existen fluctuaciones en diversas regiones telencefálicas. Estas fluctuaciones se acentúan en estas regiones y de forma global al tapar el ojo parietal. Nuestros resultados indican que la proliferación celular en lagartos es dependiente de la especie, que varía con las estaciones y que se modifica bajo condiciones de cautiverio y al no recibir de forma adecuada información circanual a través del ojo parietal.