Estrategia de localización de las empresas industriales y competencia espacial

  1. María Carmen Moreno Perdigón
Dirixida por:
  1. Juan Ramón Oreja Rodríguez Director
  2. Teodoro Ravelo Mesa Director

Universidade de defensa: Universidad de La Laguna

Ano de defensa: 2013

Departamento:
  1. Dirección de Empresas e Historia Económica

Tipo: Tese

Teseo: 353273 DIALNET

Resumo

Esta investigación analiza la estrategia de localización de las empresas industriales desde la óptica del territorio. Se realiza un ¿microanálisis¿ de localización, en el que se evalúan lugares específicos dentro de un ámbito geográfico limitado, concretamente la isla de Tenerife (Canarias). Para ello se utiliza como unidad de análisis las áreas o polígonos industriales específicamente destinadas a uso industrial, por su adecuación en las decisiones de localización a nivel local. Las características de estos espacios permiten a las empresas industriales que en ellos se localicen gozar de determinadas ventajas competitivas, pero también la actividad desarrollada por estas empresas contribuye al desarrollo económico de los ámbitos territoriales donde se hayan instalado. Se reconoce entonces la dimensión activa al territorio y se destaca la importancia de valorizar sus recursos para crear unas condiciones de entorno atractivas y lograr que las empresas se sitúen en él y se sientan ayudadas a competir. Se plantean similitudes entre las estrategias empresariales y territoriales y, sobre esta base, se reconoce a los factores de localización, que son valorados por las empresas al elegir un emplazamiento, como los determinantes de la competencia espacial de estas unidades territoriales. Por todo ello, son seleccionados como variables aquellos factores de localización que son relevantes de acuerdo al ámbito geográfico de este estudio. Estos son agrupados en función de su flexibilidad o rigidez, entendiendo la misma como la menor o mayor influencia que sobre ellos se puede ejercer para poder lograr la adecuación de estos espacios a las necesidades de las empresas y, por tanto, aumentar su competencia espacial. A través de la aplicación de la metodología de Rasch, se obtiene un modelo que permite medir la competencia espacial de las unidades territoriales de forma relativa, y se dispone de las herramientas necesarias para profundizar en su análisis de forma individualizada. También proporciona la calibración de los diferentes factores de localización, que refleja la contribución de cada uno en el nivel de competencia espacial obtenido por las distintas áreas y polígonos industriales. Por tanto, la realización de esta investigación contribuye, desde el punto de vista de la empresa, a valorar la adecuación de las diferentes alternativas de localización industrial a su estrategia empresarial. Y también, desde el punto de vista del territorio, a la evaluación de la capacidad de atracción de cada una de estas unidades territoriales, facilitando a los responsables de su gestión, ya sean públicos o privados, la adopción de las medidas más efectivas que velen de forma continuada y sistemática por su correcto funcionamiento y desarrollo