Manejo de la discapacidad en el sindrome doloroso lumbar y su efecto sobre la eficacia y evaluacion economica dirigido por un servicio de reumatologia

  1. Valeriano Miguel Flores Rodríguez
Supervised by:
  1. José Federico Díaz González Director
  2. Sagrario Bustabad Reyes Director

Defence university: Universidad de La Laguna

Year of defence: 2017

Committee:
  1. Francisco Santolaria Fernández Chair
  2. Antonio Bañares Cañizares Secretary
  3. Antonio Naranjo Hernández Committee member
Department:
  1. Medicina Interna, Dermatología y Psiquiatría

Type: Thesis

Teseo: 503393 DIALNET

Abstract

El objetivo principal de esta tesis es el análisis de la efectividad del abordaje asistencial por un especialista en Reumatología a pacientes que se encuentran de baja laboral por un cuadro doloroso lumbar. Este trabajo se ha realizado dentro del Programa de manejo de la Incapacidad Laboral implantado hace 3 años en el Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Canarias. El reumatólogo asignado a este programa ha combinado el conocimiento clínico de esta patología que compete a la especialidad de reumatología, con la experiencia previa en la gestión de la discapacidad por parte del facultativo responsable del programa. Estas dos características han favorecido el abordaje de la incapacidad laboral desde el punto de vista clínico-asistencial, a través de la intervención temprana, la protocolización de pruebas diagnósticas, el tratamiento farmacológico y rehabilitador, y no en acciones con un alto componente administrativo, como tradicionalmente se ha manejado la incapacidad laboral. Este enfoque global del paciente por parte del reumatólogo ha favorecido la detección de situaciones externas que pudieran interferir en la evolución de la discapacidad, como las condiciones laborales, la realización de esfuerzos físicos, la presión laboral por parte de empleadores o la exposición a factores de riesgo en el puesto de trabajo. En este sentido se aportaron recomendaciones que se recogían en los informes clínicolaborales que se facilitaba a los pacientes en el momento en el que se emitía el alta laboral, con la finalidad de aumentar la confianza al reincorporarse a sus puestos de trabajo. Es de destacar, y no menos importante, que este programa ha sido de interés tanto para los profesionales implicados, como para los pacientes que manifestaron un nivel alto de satisfacción. La estructura del estudio ha sido de ensayo cuasiexperimental de dos años de duración con diseño analítico bidireccional, tomando una cohorte retrospectiva en el grupo control y una prospectiva para el grupo intervención. Se incluyeron 150 y 172 pacientes en el grupo de intervención y en el grupo control, respectivamente. En el plano de los resultados, se consiguió una media de 26 días de baja laboral, lo que supuso, respecto del grupo control, un ahorro de 6.182 días de baja a los largo de un año, con una eficacia del 62,2% por la incorporación anticipada de los pacientes a sus puestos de trabajo. Se deduce de los resultados que se ha producido una desaceleración en la evolución de la incapacidad temporal, por lo que menos pacientes llegaron a la incapacidad permanente. Al realizar un análisis de costes se obtuvo un resultado coste-beneficio favorable. Con un reumatólogo dedicado el 40% de su jornada laboral a este proyecto, se ha generado un retorno a la Administración, en forma de reducción de costes asociados, de 5,39 euros por cada euro invertido, por lo que se conseguió un beneficio neto de 142.364 euros para la Administración. Se demostró, además, un coste-eficacia positivo ya que por cada día de baja laboral ahorrado existía un coste asociado de 5,06 euros. De forma global, se consiguió un ahorro, tanto para el trabajador como para la empresa y para la Administración Pública, de 368.142 euros, lo que supone un ahorro de 2.376.937 euros por cada 1000 pacientes en situación de incapacidad temporal por esta patología. La puesta en funcionamiento de este programa se presenta como una alternativa rentable para la gestión de la incapacidad, y pone de manifiesto que la figura del reumatólogo es esencial en su implementación si tenemos en cuenta que el 40% de las incapacidades temporales son de origen musculoesquelético. La baja inversión que se requiere para la implantación de este programa y la alta rentabilidad que ofrece hace que sea de especial interés tanto para la Administración Pública como para la empresa privada. Creemos que ante los resultados obtenidos el programa debería ser implementado incorporándose al sistema de salud.