Análisis experimental del efecto de similitud ortográfica y los procesos de codificación de letras durante la lectura

  1. Joana Acha
Supervised by:
  1. Manuel Perea Lara Director

Defence university: Universitat de València

Year of defence: 2009

Committee:
  1. José Luis Miralles Chair
  2. Eva Mª. Rosa Martinez Secretary
  3. Julio González Álvarez Committee member
  4. Manuel Francisco Carreiras Valiña Committee member
  5. Javier García Orza Committee member

Type: Thesis

Abstract

Uno de los errores más frecuentes en la lectura es la confusión de una palabra con otra ortográficamente similar (casa-cosa). De ahí surge la cuestión acerca de qué mecanismo es el que permite que entre varias palabras ortográficamente similares, seamos capaces de reconocer y seleccionar en nuestro léxico, aquella que corresponde con la que leemos. El siguiente trabajo examina los procesos cognitivos implicados en el denominado efecto de frecuencia de vecindad, un fenómeno clave para establecer el papel de los mecanismos de competición en el proceso de reconocimiento visual de palabras. Cuando leemos una palabra no sólo se activa en nuestro cerebro la representación de esa palabra, sino las representaciones de palabras que comparten todas las letras salvo una (casa-cosa). A esas palabras se denomina vecinos ortográficos por sustitución o N y ese concepto ha constituido hasta hoy el parámetro básico para medir la similitud ortográfica (Coltheart, Davelaar, Jonasson, y Besner (1977). La investigación posterior ha mostrado que a mayor número de vecinos por sustitución, más fácil es el reconocimiento (efecto de tamaño de vecindad). Sin embargo este efecto no es consistente y depende del tipo de tarea, las instrucciones, y la frecuencia de los vecinos (Andrews, 1989; Carreiras, Perea, y Grainger, 1997; Grainger y Jacobs, 1996). De hecho, resultados recientes han mostrado que lo fácil o difícil que puede resultar reconocer una palabra, no depende tanto del número de vecinos sino de la frecuencia de uso de los mismos. El hecho de que una palabra tenga vecinos ortográficos por sustitución de mayor frecuencia, dificulta su reconocimiento (efecto de frecuencia de vecindad). En este trabajo se cuestiona el concepto de similitud N, por ser demasiado restrictivo, y se propone un concepto más flexible, basado en una variación de la longitud (fecha-flecha, sueldo-suelo, vecinos por adición y sustracción) y de la posición de letras (guarida-guardia, vecinos por transposición). El objetivo es examinar si el efecto de frecuencia de vecindad ocurre también con estos tipos de vecinos, y si ese efecto es inhibidor. Para ello se realizaron cinco experimentos. En los experimentos 1, 2 y 3 se realizó una tarea de decisión léxica (los participantes deciden si lo que ven en la pantalla es una palabra o una pseudopalabra). La mitad de los ítems tenía bien un vecino por adición, sustracción o transposición y la otra mitad no. Los resultados mostraron que los vecinos por adición y sustracción generan un efecto inhibidor, mientras que los vecinos por transposición no mostraron efectos. Para examinar el por qué de este hecho, se diseñó el experimento 4 que consistió en una tarea de decisión léxica manipulando el campo visual (los estímulos que se presentan en el campo visual izquierdo se procesan en el hemisferio derecho y viceversa). En consonancia con la evidencia previa, los efectos fueron facilitadores en el hemisferio derecho e ihnibidores en el izquierdo. Sin embargo no hubo interacción entre campo visual y tipo de vecino. Para conocer el curso temporal de los efectos en un contexto de lectura más natural, se realizó el Experimento 5. En éste los ítems se introdujeron en frases que los participantes leyeron en silencio mientras se grabaron sus movimientos oculares. Confirmando la evidencia previa, se obtuvieron efectos inhibidores en las medidas tardías de procesamiento. Esto refleja que en una primera fase del reconocimiento, se activan todas las palabras similares, y posteriormente tiene lugar un proceso de competición o verificación hasta que se selecciona la palabra correcta. Por eso los efectos inhibidores se reflejan únicamente en medidas tardías del procesamiento. Estos resultados proporcionan información importante acerca de cómo codificamos, almacenamos y recuperamos las palabras durante la lectura. En la discusión se analizan las implicaciones teóricas (modelos), metodológicas (experimentación) y educativas (detección e intervención lectora).