Extrañamientos. Exploraciones y técnicas operativas en arte y arquitectura

  1. Nuria Vallespín Toro
Dirixida por:
  1. Carmelo Vega de la Rosa Director
  2. Enrique Solana Suárez Director

Universidade de defensa: Universidad de La Laguna

Ano de defensa: 2019

Tribunal:
  1. Francisco José Galante Gómez Presidente
  2. Javier Francisco Raposo Grau Secretario/a
  3. Antonio Amado Vogal
Departamento:
  1. Historia del Arte y Filosofía

Tipo: Tese

Teseo: 600993 DIALNET

Resumo

Nos adentramos en la noción de extrañamiento desde todos sus ángulos y reconocemos en este fenómeno multitud de significados e incluso aparentes contradicciones. Lo extraño es lo raro, lo fuera de lo común, lo distinto de lo habitual, natural o normal, lo extranjero. Generalmente lo asociamos a lo negativo, pero también se refiere a lo extraordinario, lo que nos provoca curiosidad, sorpresa o admiración, ocupando un espectro entre lo sublime, lo bello y lo siniestro. Esta amplitud polisémica nos permite ahondar en la sensación de irrealidad que es a la vez el soporte de nuestra conciencia de lo real. Sólo la experiencia de lo extraño, esto es, el extrañamiento, nos empuja verdaderamente a prestar atención a lo que nos rodea y tratar de aprehenderlo. El extrañamiento como proceso y efecto es responsable de provocar en el sujeto una reacción de asombro y desconcierto, además de ser una disposición operativa clave en el campo de la creación artística y en arquitectura. Los elementos constitutivos de la experiencia de lo extraño contienen a su vez la paradoja de poseer las características de lo alejado pero accesible y cercano a la vez. Para fundamentar esta doble condición proponemos un acercamiento/distanciamiento: oscilaremos entre el exterior y el interior, desde fuera como escenario de la representación de lo extraño y desde dentro como estado provocado, desde el propio hacer. A través de este viaje personal por el complejo mundo teórico del extrañamiento veremos como autores de distintas disciplinas artísticas son capaces de provocar una ruptura del orden establecido, encontrando fisuras en lo real que nos abrirán el paso por ciertas zonas intersticiales; desvelando que el extrañamiento, como técnica, resultará ser una condición natural para el ser humano, en constante redescubrimiento, dispuesto a desplazarnos, a distanciarnos y a descentrarnos.