Mejora de la productividad del cultivo de tomate para exportacion en canarias

  1. Vanesa Raya Ramallo
Supervised by:
  1. Domingo Ríos Mesa Director
  2. Margarita Parra Gómez Director

Defence university: Universidad de La Laguna

Year of defence: 2014

Committee:
  1. Juan Ignacio Montero Camacho Chair
  2. Axel Ritter Rodríguez Secretary
  3. Pilar Lorenzo Mínguez Committee member
Department:
  1. Ingeniería Agraria, Náutica, Civil y Marítima

Type: Thesis

Teseo: 365173 DIALNET

Abstract

El rendimiento de un cultivo de tomate viene determinado por la producción total de biomasa, el reparto de dicha biomasa y el contenido en materia seca de los frutos. Las principales razones para que existan diferencias en productividad son la intercepción de luz acumulada, el control y la optimización de las condiciones climáticas (temperatura, humedad, luz y CO2), las prácticas culturales intensivas (hidroponía, fertirrigación, densidad de plantas y tallos adicionales, poda de hojas y frutos) y, finalmente, la longitud del período productivo. Por tanto, para lograr incrementos productivos, es necesario implementar mejoras en cada uno de los aspectos citados, pero manteniendo un equilibrio entre la implementación de mejoras para optimizar productividad y calidad, y el incremento de coste que ello supone, teniendo en cuenta criterios socio-económicos y técnicos de cada zona. Por tanto, el objetivo general de esta tesis es demostrar que es posible conseguir aumentos sustanciales de la producción y calidad del cultivo de tomate de exportación en Canarias, optimizando los factores que determinan la productividad (producción de biomasa e índice de cosecha) mediante modificaciones de las técnicas de cultivo y mejoras simples de las estructuras de protección. Por un lado, al aplicar un paquete tecnológico avanzado, que incorporaba mejoras en la estructura de protección (invernadero más alto, más aislado con cubierta de polietileno y bien ventilado), en el sistema de cultivo (cultivo en sustrato) y en la técnica de manejo del cultivo (entutorado alto con descuelgue de tallos), la producción neta exportable experimentó un aumento entre el 48% y 60%, influido en gran medida por la optimización de las condiciones climáticas y la intercepción de radiación por el cultivo. Dicha intercepción se ve influenciada por el Índice de Área Foliar (IAF) y, en nuestras condiciones, se observó un valor de saturación en torno a 2, por encima del cual no se encontraron incrementos en la intercepción de radiación y, por tanto, en la productividad. Este aspecto es importante tenerlo en cuenta en los criterios de deshojado utilizados en el cultivo, ya que al aplicar deshojados que redujeron el IAF medio durante el periodo productivo en 1.5, la producción de frutos se vio reducida en más de un 15%. Estas plantas deshojadas mostraron una mayor eficiencia fotosintética al tener mayor proporción de hojas jóvenes y mejor expuestas a la radiación que las del control. Por tanto, al deshojar manteniendo el IAF por encima del valor de saturación se mantienen las producciones y, además, se mejora la eficiencia en el uso de agua (EUA) de nutrientes (EUN), ya que se eliminan aquellas hojas que actúan como sumidero neto de nutrientes y sólo contribuyen a aumentar la transpiración del cultivo. Además, al observarse, en nuestras condiciones, una fracción de radiación incidente no interceptada por el cultivo (26%) debido a la disposición del cultivo en hileras, se propone una reducción de la distancia entre filas de cultivo, de manera que se maximice la fracción de radiación interceptada pero, a la vez, se mantenga una distancia mínima que permita realizar las labores culturales de manera óptima. Adicionalmente, se determinó el consumo de agua en el ciclo de cultivo y su evolución, además de su relación con los factores climáticos y el estado de desarrollo del cultivo. En las primeras fases de cultivo, el consumo de agua estuvo marcado por el estado de desarrollo del cultivo y sólo se encontraron buenos ajustes con los parámetros climáticos una vez comenzado el periodo productivo (con un IAF cercano a 2). Por tanto, para dicho periodo productivo, se pudieron determinar los coeficientes de la ecuación simplificada de transpiración de Penman-Monteith ajustados a las condiciones de Canarias para predecir consumos hídricos diarios. Finalmente, se determinaron cuatro fases diferenciadas durante el ciclo de cultivo en función de la absorción de nutrientes, estableciendo la concentración de absorción de nutrientes del cultivo de tomate en cada uno de esos periodos para nuestras condiciones.